Inteligencia social

La inteligencia social básicamente se basa en la calidad de las relaciones interpersonales de los individuos y es complemento primordial de la inteligencia intelectual y la inteligencia emocional.

El psicólogo Norteamericano Daniel Goleman luego del éxito obtenido con su investigación sobre la inteligencia emocional, orienta sus estudios hacia la inteligencia social, y basa su investigación en el estudio de determinadas partes del cerebro que se activan una vez que estamos en interacción con otros seres humanos.

Estas imágenes son obtenidas a través de resonancias magnéticas, las cuales muestran de forma clara las hormonas que son segregadas cada vez que intercambiamos emociones con terceros.

Una persona socialmente inteligente desarrolla la capacidad de comprender su entorno y se preocupa por las necesidades que este presenta.

Generalmente estas personas son bien recibidas por la sociedad y se caracterizan por tener éxitos en muchos aspectos de su vida personal.

Inteligencia social

¿Qué es la inteligencia social?

La inteligencia social puede ser definida como la capacidad que posee cada individuo de relacionarse efectivamente con otras personas y la habilidad de comprender sus emociones.

También puede definirse como la habilidad que tiene un individuo de llevarse bien con las personas que le rodean y a conseguir un respaldo de estas.

Por ende una persona que carezca de este tipo de inteligencia, no encaja en ningún ambiente y no tiene un grupo de amistades que le respalden, pues suelen ser personas conflictivas y muy egoístas.

Objetivo de la inteligencia social

El principal objetivo de la inteligencia social es mejorar la calidad de vida de las personas, mediante el mejoramiento de las relaciones interpersonales, logrando una conciencia del yo y una comprensión acerca del entorno, así como también creando un vínculo positivo con el mismo.

Elementos de la Inteligencia Social

Para que la inteligencia social se produzca efectivamente es necesario poseer los siguientes elementos.

Presentación del yo

Es la manera de mostrarnos tal cual somos ante otras personas, y de transmitir a otros que somos accesibles y confiables.

Empatía

Es la capacidad de colocarse en el lugar de otras personas y comprender sus sentimientos y emociones.

Sintonía

Se refiere a la habilidad de escuchar y prestar atención detenidamente a las demás personas, con la finalidad de brindarles comprensión.

Sincronía

Es la forma de relacionarse con otras personas de forma no verbal, es decir llevar la comunicación a un nivel de conexión más profundo.

Habilidad social

Es la capacidad de entender y asociarse al entorno y sus cambios.

Influencia

Se refiere a la habilidad de repercutir positivamente en otras personas con la finalidad de motivarlos a un logro.

Interés por terceros

Consiste en mostrar interés ante los problemas de otras personas y plantear posibles soluciones, por otro lado festeja los logros obtenidos por estas.

Importancia de la inteligencia social

Las personas que presentan una gran inteligencia social tienen más posibilidad de establecer relaciones humanas exitosas.

Asimismo, poseer un alto coeficiente de inteligencia social nos permite enfrentarnos satisfactoriamente a situaciones cotidianas de la vida, como acudir a una entrevista de trabajo, conocer nuevas personas, hablar fluidamente delante del público, o construir relacionas afectivas con personas que sean de nuestro gusto, entre otras.

Los individuos socialmente inteligentes resultan ser muy atrayentes para el resto de las personas, quienes disfrutan de su presencia y consiguen con ella una retroalimentación y un aprendizaje positivo.

Por ende la importancia de la inteligencia social radica, en la posibilidad de las personas de desarrollarse de manera fluida y exitosa ente cualquier situación y entorno determinado.

Ventajas de la inteligencia social

  • Capacidad para comprender y tolerar cada una de las personalidades de las personas que nos rodean.
  • Capacidad de crear un ambiente en el cual, el resto de los individuos se sientan cómodos y a gusto.
  • Capacidad de liderazgo.
  • Capacidad para ser más apreciado por el resto de las personas.
  • Capacidad para desenvolverse socialmente de manera exitosa.
  • Capacidad para encajar en cualquier evento social.
  • Capacidad de intuir las emociones de las demás personas.
  • Capacidad para detectar si una persona es tóxica o no a través de rasgos de su personalidad.

Características de una persona inteligente socialmente

Las personas socialmente inteligentes saben vivir su vida, es decir, disfrutan de su entorno, de sus relaciones personales, se adaptan con facilidad a cualquier grupo, situación y no se estancan en conflictos.

Entre otras cualidades que se destacan de las personas con un alto nivel de inteligencia social están:

  • Son pacíficos, siempre buscan la resolución de los conflictos por la vía racional, siendo lo más justos posibles.
  • Son auténticos, ya que se muestran tal cual son ante las demás personas.
  • Son empáticos, pues tienen la capacidad de ponerse en el lugar del otro y comprender sus emociones sin juzgar.
  • Son capaces de aceptar las diferencias sin temor y sin victimizarse.
  • Se desenvuelven naturalmente con personas de diferentes clases sociales, etnias o culturas.
  • Logran que las demás personas valoren y disfruten de su compañía.
  • Expresan claramente sus ideas y pensamientos.

¿Cómo podemos ser socialmente más inteligentes?

Si tenemos ciertas dificultades para relacionarnos con otras personas y para adaptarnos en diferentes entornos, es porque no somos personas socialmente inteligentes, sin embargo, esta inteligencia se puede desarrollar, para mejorar notablemente nuestras relaciones interpersonales y nuestra calidad de vida.

A continuación te propongo una serie de ejercicios que te ayudarán notablemente a convertirte en una persona socialmente inteligente:

  • Atrévete a conocer nuevas personas, a socializar con ellas, a entender y aceptar sus distintas personalidades sin emitir juicios prematuros.
  • No seas egoísta, comparte tus conocimientos y ayuda a otras personas de tu entorno.
  • Elimina las barreras, mostrar tu lado hostil te limita seriamente al momento de lograr construir relaciones interpersonales.
  • No tengas miedo de enfrentarte a nuevas culturas y personalidades.
  • No participes en conflictos y polémicas, generalmente este tipo de problemas atraen más problemas.
  • Muéstrate de manera autentica ante los demás, nunca intentes aparentar lo que no eres
  • Has una exposición de tu punto de vista de forma asertiva.

Definitivamente debemos esforzarnos por volvernos personas más inteligentes socialmente, esto sin duda alguna nos abrirá muchas puertas y nos pondrá cara a cara con grandes posibilidades de éxito.

Mostrar 0 Comentarios
Sin comentarios aún. Sé el primero en comentar.

Leave a Comment