Inventario de Personalidad Para Vendedores (IPV)

El Inventario de Personalidad para Vendedores (IPV) en el mundo empresarial/laboral, es un instrumento muy importante para construir un perfil individual de personalidad de futuros vendedores.

¿Que mide el test IPV?

El test IPV  mide la disposición para la venta de una persona al igual que su perfil individual basado en cada una de las dimensiones que cumplen un rol relevante en el conjunto de profesiones comerciales tales como la adaptabilidad, tolerancia, autocontrol, seguridad, sociabilidad y actividad.

De igual forma evalúa dimensiones más complejas como la agresividad y la receptividad.

Esta prueba es muy necesaria cuando las empresas dependen de cada uno de estos rasgos al momento de hacer ventas y generar ganancias.

Si, aunque no lo parezca, no todas las ventas son iguales esto va a depender del servicio y del producto, sin embargo, estas cualidades deben estar presentes para lograr el éxito.

Interpretación de IPV

El test arroja resultados basados en el desempeño de la persona que lo realice, estos están puntuados del 1 al 10 o también como calificación alta, media y baja.

Orígenes del test IPV

El Inventario de Personalidad del Vendedor, también conocido por sus siglas IPV, es un test que se creó en el año  1997  en París bajo las ideas de «Les Editions du Centre de  Psychologie Appliquée».

Este examen también tuvo dos adaptaciones, la primera en 1983 por TEA Ediciones en España y la otra en México por Manual Moderno, S. A. de C. V. 2001.

Sus metas para este test desde el principio siempre fueron la creación de un sistema para evaluar de forma más profunda al personal de empresas y comercios, todo esto con la finalidad de saber su potencial y lo que podían aportarle a la corporación.

Mostrar 0 Comentarios
Sin comentarios aún. Sé el primero en comentar.

Leave a Comment